Reseña Histórica

El proyecto del Ministro de Guerra y Marina, Adolfo Alsina, de avanzar la frontera con los indios determinó en 1876 la fundación del Fuerte Argentino por la División Bahía Blanca, en el paraje conocido con la denominación "Paso de los Chilenos", punto estratégico a orillas del río Sauce Chico. Corría el año 1886 y un pionero de esos tiempos, Ernesto Tornquist, formó varios establecimientos dedicados a la explotación ganadera. Ayudado en gran medida por el advenimiento del Ferrocarril (1884), fundó una colonia agrícola, a cuyo efecto dividió los extensos campos de su propiedad, acordando grandes facilidades para su adquisición. Posteriormente la misma pasó a ser administrada por una sociedad anónima, que tomó el nombre de S.A "Estancia y Colonia Tornquist". Con motivo de la importancia alcanzada por ésta y atendiendo a la solicitud de los vecinos, el 3 de junio de 1892 el Poder Ejecutivo decretó la creación de un juzgado administrativo. En el año 1900 la citada sociedad gestionó la mensura y delineación de la colonia, la que fue ejecutada por el agrimensor Eugenio Moy. Al respecto, merece destacarse que ya por ese entonces contaba con un centro de población importante, nucleado en torno de la estación ferroviaria. La creación del partido data de 1905, por ley sancionada el 15 de septiembre, estableciéndose que el antiguo partido de "Las Sierras", que era como se lo denominaba, estaría integrado por tierras hasta entonces pertenecientes a los partidos de Bahía Blanca, Puán, Villarino y Saavedra. Asimismo, se fijó como asiento de las autoridades el pueblo de Tornquist, ubicado sobre la estación del ferrocarril Sud. Ante la necesidad de designar juez de paz y no habiéndose constituido la municipalidad, el Gobierno, en uso de sus facultades nombró un juez de paz suplente en comisión. 
Hasta el 4 de noviembre de 1910, en que recibió el actual nombre de Tornquist, conservó el antiguo de "Las Sierras". 
Por su parte, en marzo de 1911 se constituyó el Consejo Deliberante y se designó Intendente Municipal a Eugenio Otto Lutz. 


Denominación

Ernesto Carlos Tornquist

Su nombre recuerda al prestigioso economista Ernesto Carlos Tornquist. Fue propulsor de empresas en diversos ramos como el azúcar, la carne, petróleo y madera. 
Fue asesor del Gobierno Nacional, y propulsor de la agricultura y ganadería en la región. Creyó en las potencialidad del interior del país y propició el afincamiento de criollos e inmigrantes, en sus tierras.
Creó colonias y contribuyó a la fundación de pueblos.